Tipos de levadura

Cuando vamos a realizar una receta, en muchos casos uno de los ingredientes es levadura, pero… ¿Qué tipo de levadura? Creo que es una pregunta que nos hacemos muchas novatas de la cocina, ya que según nuestra receta nos hablarán de levadura fresca o química.

Existen tres tipos principales de levadura:

  • Levadura fresca o prensada: esta levadura es la más habitual para la realización de panes o empanadas y se puede comprar en cualquier panadería. También se encuentra los supermercados en la zona refrigerada. Es una levadura que hará la fermentación una vez formada la masa y antes del horneado. Está compuesta por hongos que producirán la fermentación al calor, así que para conservarla puedes congelarla y descongelar en la nevera el día antes de utilizarla.
  • Levadura seca o de panadería: es una levadura con las mismas propiedades que la anterior pero en este caso no es fresca sino que está seca. Se presenta en formato de arenillas. La venden en sobres en cualquier supermercado. La ventaja sobre la anterior es que puedes tener siempre unos sobres en la despensa sin miedo a que se estropeen. El mecanismo de acción es el mismo que el anterior y también se utiliza para masas y panes.

  • Levadura química: este gasificante no es realmente una levadura, sino que es un impulsador químico, es la conocida como » levadura Royal». Se emplea para repostería y no se deja fermentar antes, sino que gasifica directamente en el horno. Existen otro tipo de gasificantes similares, encontrarás recetas donde lo sustituyan por bicarbonato y otras donde empleen gaseosillas. En cada caso deberás utilizar la medida indicada en las instrucciones, ya que cada uno de estos productos reaccionan diferente, pero todos tienen el mismo fin: que tu bizcocho sea esponjoso.

Equivalencia entre levadura fresca y seca: se pueden intercambiar una y otra en cualquier receta, siempre teniendo en cuenta la proporción, un gramo de levadura seca equivale a tres gramos de levadura fresca. Si quieres emplear levadura fresca, multiplicarás por tres la cantidad que ponga de levadura seca, y viceversa, si quieres emplear levadura seca, dividirás entre tres la cantidad de levadura fresca indicada.

Etiquetas:
Categories: Despensa

Aún no hay comentarios, deja el primero

Deja un comentario

Nota: Los comentarios en la web reflejan la opinión de sus respectivos autores, y no la opinión de la web. Los usuarios deben evitar insultos y expresiones vulgares. Se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que considere el administrador.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*